Oscar Serret, CEO de BETWEEN, ha escrito un artículo de opinión para El Español «A mediados del 2016, y por pura casualidad, me enteré de la capitalización bursátil de Apple, que en aquel momento alcanzaba la friolera de 450.000 millones de euros. Me dejó atónito. Para poner ese dato en contexto, el PIB español de 2016 fue de 1,1 billones de euros y, en ese mismo periodo, el valor de Apple suponía el 40% del PIB español«.

No está nada mal, pensé, ¡quién tuviera una empresa así! Ahí se quedaron mi sorpresa y mi deseo, me olvidé de Apple y la vida siguió accidentalmente hasta llevarnos al 2022. A principios de este año, no sé si por curiosidad o melancolía, volví a cotejar la cifra, y ¡sorpresa!, había escalado nada más y nada menos que hasta los 2,6 billones de euros. Si la cantidad anterior me sorprendió, esta vez me desencajó los ojos. Y para entender por qué, basta con hacer algunas comparaciones que permitan ponerla en perspectiva.

Solo para empezar, en el mismo periodo, la riqueza España creció el 9%, mientras que Apple lo hizo en un 570%. Apple emplea actualmente de forma directa a 154.000 personas, generalmente en segmentos de valor añadido y, por ende, con sueldos elevados. Pero lo que para mí es más impresionante es que si, de repente, los 47 millones de españoles nos pusiéramos de acuerdo y quisiéramos comprar Apple, tendríamos que trabajar durante 2 años y 2 meses sin gastar ni un euro en un triste café para poder hacer frente a la adquisición...

Para leer el artículo completo en su fuente original, haz click aquí



Secured By miniOrange