­­C­­uando Marina contó su colaboración personal con la Escola Arboç – Fundació Maresme, el equipo de People de BETWEEN no dudó ni un segundo en sentarse con ella para conocer la iniciativa más de cerca.

Mientras Marina iba contando el proyecto, el departamento de People no dejaba de darle vueltas y sin pensarlo decidieron dar un paso más allá. El resultado fue un proyecto de voluntariado muy interesante y enriquecedor.

 

La fundación

La Escola Arboç – Fundació Maresme es un centro educativo para niños y niñas en edad escolar con pluridiscapacidad. ¿Qué significa eso? Pues que tienen diagnósticos varios que les afectan neurológicamente e interfieren de forma grave en su proceso de aprendizaje y desarrollo.

En la Escola Arboç acompañan a estos niños y niñas durante un proceso continuo de aprendizaje en motricidad, desarrollo de las funciones comunicativas y de interacción con el entorno, y trabajo en el campo de la autonomía personal.

 

El proyecto de Marina

Ahora la pregunta es, ¿y cómo colabora Marina en él?

Pues bien, Marina Gavin es una de nuestras técnicas developers y su colaboración con la Escola Arboç empezó cuando estaba realizando su TFG. El proyecto se basa en el desarrollo de Apps y softwares para facilitar el día a día de estos niños y niñas con pluridiscapacidad, con la finalidad de ayudarles a mejorar su forma de comunicación mediante dispositivos electrónicos.

Dos de los proyectos que ha desarrollado Marina son: ‘Amida’, una aplicación Web personalizable, dotada de contenido adaptado y accesible para personas con diferentes afectaciones cognitivas, físicas y sensoriales, y la app ‘Selfies Inclusivas’, que consiste en un sistema para facilitar a los niños y niñas con pluridiscapacidades una acción tan cotidiana como la de hacerse fotos a ellos mismos/as.

Para Marina “es una colaboración muy gratificante ya que es una forma para aportar mis conocimientos tecnológicos para mejorar la vida de estas personas. Es una especie de proyecto social que además se da en un entorno muy agradecido”.

 

El voluntariado de BETWEEN

Ya conocedores del proyecto y de la fundación, en BETWEEN se decidió que sería una buena idea hacer una prueba piloto de un voluntariado para el proyecto con los developers de la empresa, para poner nuestro granito de arena y crear un punto de partida a esta iniciativa.

Esther Martínez, nuestra People Manager, nos cuenta como fue el principio del proceso: “en enero, el equipo directivo y los programadores, junto con Marina, fueron a visitar la Escola Arboç, para conocer más de cerca la actividad del centro y acercarse al proyecto para entenderlo de primera mano. El resultado de la visita fue muy exitoso, ya que un buen grupo de developers decidió apuntarse al reto del voluntariado”.

En marzo se empezó el proyecto piloto con el equipo de software. Los talleres de trabajo se hacen dos viernes al mes y los programadores dedican 2 horas durante la tarde, fuera de su horario laboral. Esta prueba piloto va a durar hasta finales del mes de julio, momento en el que, los equipos implicados, van a valorar el trabajo realizado, la experiencia vivida y, a partir de allí, se trabajará en la propuesta de cómo proceder en el segundo semestre del año.

Betweeners colaborando en las jornadas de voluntariado para los proyectos de la Escoal Arboç

Vamos a estar muy atentos para saber como evoluciona esta gran iniciativa y cuál es el resultado del gran trabajo de nuestro equipo BETWEEN.